Reflexiones y objetivos 2016-2017

Esta semana he creído conveniente cambiar el día de publicación de mi entrada semanal. Del miércoles paso al sábado, pues hoy, como último día del año, quiero aprovechar y reflexionar unos minutos contigo. Ya lo hice el año pasado (AQUÍ tienes la entrada del 31/12/2015), y 2016 no podía ser menos.

Como ya escribí el año pasado, en la cena de noche vieja es común hablar sobre las pretensiones y objetivos del año siguiente. ¡Esto esta bien! Aunque es un tema tradicional, parece innegable que es tremendamente apropiado, ahora bien, antes de marcarte objetivos…

recomendar

Aquí van algunas de mis reflexiones 2016:

  • En mi faceta familiar, todo está tal y como quiero que esté. Una mujer fantástica, la mejor que podría tener (et vull molt Maria!!!!!). Un niño estupendo, del que tengo la inmensa fortuna de poder disfrutar durante muchas horas al día, y en ocasiones también de bastantes horas por la noche (“Roger, quina nit més llarga en vares donar dilluns passat, esta te la recordaré quan sigues més major, je je je“).
  • En mi faceta personal, 2016 ha sido un año tremendamente positivo en cuanto a aprendizaje y crecimiento. He podido interiorizar la importancia del equilibrio entre las cuatro dimensiones vitales de cualquier persona: física, espiritual, mental y social/emocional.
  • En mi faceta deportiva, he cambiado las rutinas y al igual que me ha ocurrido a nivel personal, el aprendizaje ha sido tremendamente positivo. Volcarme en una nueva modalidad deportiva (el canicross) y ponerme en manos de un entrenador personal me ha sacado de mi zona de confort y estoy completamente seguro que se esta fraguando en mi estado físico una excelente y sólida base.
  • En mi faceta profesional he de diferenciar entre:
    • Las tareas realizadas fuera de mi lugar de trabajo, las cuales han sido muy enriquecedoras. He impartido cursos de programaciones didácticas, metodología para formación a distancia y he contado en varios centros mis experiencias con el Proyecto Roma. Contactaron conmigo algunos centros docentes públicos para impartir más cursos, pero la Ley de Incompatibilidad laboral no me lo permitió. También llegaron a contactar conmigo dos empresas para desarrollar unos importantes y ambiciosos proyectos, aunque en este caso, de momento, se encuentran en “pause“. Veremos como evolucionan en un futuro.
    • En cuanto al trabajo realizado en el centro educativo donde ejerzo, aquí tengo sensaciones contradictorias. Por un lado estoy tremendamente orgulloso de mi práctica docente (acción en el aula), con un 100% de aprobados y un nivel de satisfacción de mi alumnado notablemente elevado, además, he aprendido muchísimo y continuo evolucionando e interiorizando en la filosofía “Proyecto Roma“. En cambio, no estoy nada contento con mi práctica educativa (acción institucional), pues en abril-mayo decidí desconectarme del centro (algo que a priori no es acorde con mis principios). Mis diferencias en cuanto a la misión, visión, prioridades y forma de hacer de un centro educativo público distan notablemente de las del actual equipo directivo. Esto llegó a afectarme muy negativamente a nivel personal, así que decidí que por encima de todo se encuentra mi felicidad, me centré en mi alumnado y dejé de lado cualquier aspecto institucional.
  • En cuanto a los objetivos planificados para 2016, todos y cada uno de ellos se han puesto en marcha, pero lamentablemente no todos los he podido cumplir. Ahora bien, esto no ha sido por no haberlo intentado o por no haber seguido el plan de acción previsto, sino por causas externas. De hecho, uno de los principales objetivos todavía está en marcha y a él deberé dedicar los dos o tres primeros meses de 2017. Precisamente ha sido este objetivo el que ha condicionado el desarrollo del resto, y el que provocará que mis objetivos de 2017 no sean redactados ahora, sino dentro de dos o tres meses.

En cuanto a la identificación de mis debilidades y fortalezas, aquí dejo algunas:

  1. Debilidades:
    • Soy más impulsivo de lo que quisiera y en ocasiones pierdo la paciencia con quién menos debería hacerlo (“mil perdons mare“)
    • Me cuesta muchísimo decir “NO“, lo cual provoca que siempre me encuentre embarcado en nuevos proyectos que hacen que desatienda lo que realmente me hace feliz.
    • … (podría escribir aquí durante todo el día, je je je)
  2. Fortalezas:
    1. Soy una persona constante, orientada a objetivos y ordenada.
    2. Mi afán por aprender no tiene límite y soy muy consciente que mañana sabré un poco más que hoy, si esto no ha sido así, entonces el día ha sido un día perdido.
    3. … (aquí no podría escribir mucho más, pero mantendré el mismo número de fortalezas que debilidades, je je je)

En cuanto a las amenazas y oportunidades que depara mi entorno y el futuro:

  • Los modelos lingüísticos (bien el que está ahora en vigor  o el que se pretende aprobar), requieren que los “profes” acreditemos un nivel B2 de inglés. Aunque atendiendo a mi afán por aprender, podría considerarse una oportunidad, realmente para mi supone una gran amenaza. Llevo años estudiando inglés y he de afirmar que es mi gran debilidad, no hay forma, no me gusta, no le encuentro sentido, soy muy torpe con los idiomas,… En cualquier caso, obtener la certificación del inglés es una prioridad capital para los próximos cursos, y he escrito bien, obtener la certificación y no tanto aprender inglés. Lamentablemente desde las Administraciones públicas pretenden hacernos aprender este idioma a base de sangre. Una verdadera lástima, pues la metodología continua siendo la misma que nos ha llevado hasta aquí, una metodología rancia y muy poco efectiva (así lo demuestran los datos).
  • Roger es una gran oportunidad para poder focalizar mi tiempo en lo realmente importante. Si no fuera por él, muy probablemente dedicaría mi tiempo a innumerables proyectos que, aunque seguro que traerían consigo ingresos económicos y desarrollo profesional, estoy completamente seguro que no me llenarían tanto como lo hace esta preciosa criatura. “Moltes gràcies Roger, eres el tresor més gran que tenim ta mare i jo, i ens esforcem molt per tal d’estar a la teua altura, de veritat volem que sigues la persona més feliç del món

Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva” ha sido uno de los muchos libros que he leído en 2016 (la semana que viene escribiré sobre este tema). De hecho es el único que he leído dos veces y del que he adquirido un cuaderno de trabajo para interiorizar lo máximo posible lo que allí nos cuenta Steven R. Covey. Precisamente en este cuaderno de trabajo redacté mi misión personal, la cual estoy seguro que evolucionará y cambiará pero de momento es la siguiente:


Tratar con respeto, honestidad, amabilidad, integridad y justicia a todas las personas y animales. Para ello desarrollaré una personalidad basada en el amor, la paciencia, la coherencia, y la perseverancia. Seré guía y protector de mi familia, ejemplo y profesional en mi trabajo, comprensivo y paciente con mis amigas y amigos, sano y con espíritu de superación en el deporte.  A nivel personal y individual mantendré equilibradas y desarrollaré las cuatro dimensiones vitales: física, espiritual, mental y social/emocional. No criticaré si no es constructivamente; no me quejaré, pues soy dueño de mis acciones; no me compararé ni competiré si no es de una forma sana y con un buen fin. Mis acciones con los demás se basarán en el debate, el consenso y la humildad. Haré aportaciones regulares de solidaridad.


Tras (1) reflexionar, (2) identificar tus debilidades y fortalezas, (3) conocer las oportunidades y amenazas que te depara el futuro, y (4) redactar tu misión personal (el pilar de tus acciones), ha llegado el momento de formular tus objetivos 2017.

recuerda

Además de las características que ha de cumplir la redacción de tus objetivos, te recomiendo que los diferencies y los clasifiques según distintos criterios. En mi caso distingo entre:

  1. Objetivos profesionales
  2. Objetivos personales (dentro de este “pack” incluyo los objetivos de desarrollo personal, los deportivos y los familiares, los cuales, obviamente serán redactados y planificados con Maria).

Aunque ya te he comentado que la redacción de mis objetivos para 2017 queda pospuesta para dentro de dos o tres meses (tan pronto termine ese importante objetivo que me lleva de cabeza), un posible ejemplo de uno de mis objetivos personales para 2017 es el siguiente:

  • Mejorar el resultado obtenido en el Campeonato de Mushing en nieve de 2016.

Este objetivo es:

  1. Medible, pues para mejorar el resultado deberé quedar entre los nueve primeros clasificados.
  2. Específico, ya que se trata del Campeonato de Mushing en nieve.
  3. Temporal, porque el Campeonato se realizará el 4 y 5 de marzo de 2017.
  4. Automantenido, pues soy consciente que tengo capacidad y recorrido suficiente para conseguirlo.
  5. Auténtico, ya que es fruto de una de mis principales aficiones y supone un notable reto para mi.

Obviamente, cuanto más ambicioso y complejo sea tu objetivo, más necesario será acompañarlo de un plan de acción, es decir, de una serie de acciones temporalizadas que te acerquen poco a poco hacía él.

Ya solo me queda darte un último consejo, pues posiblemente ahora tengas las pilas cargadas, los ánimos a tope y te sientas con una gran energía, pero… ¿será así durante todo el año? ¿Has tenido en cuenta los imprevistos? ¿Realmente has realizado un buen análisis?

Pues bien, mi último consejo es:

¡Prioriza! redacta tus objetivos por orden de importancia.

La última entrada de 2016 y bien larga, je je je.

FELIZ 2017 y feliz redacción de objetivos!!!

Anuncios

4 comentarios sobre “Reflexiones y objetivos 2016-2017

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s