Llegó el último miércoles de 2017 y con él mi última entrada de este año. Tal y como te indiqué la semana pasada, uno de mis objetivos de 2017 era:

Publicar una entrada semanal en www.raulsolbes.com todos los miércoles laborables.

RS
Con la entrada que ahora mismo estás leyendo bien puedo dar por conseguido este objetivo. Han sido 45 entradas donde he reflexionado sobre diferentes temáticas: gestión del tiempo, evaluación, innovación, documentos de planificación docente, Proyecto Roma,… Algunas han sido más trabajadas y otras menos; las hay con más imágenes e incluso infografías y otras con menos; probablemente alguna te habrá resultado útil y otras un verdadero “pelmazo”. En cualquier caso mi intención siempre ha sido aportar mi granito de arena y crecer reflexionando contigo.
Cumplir con este objetivo no ha sido nada fácil, pues más de un miércoles me ha tocado levantarme bastante más pronto de lo habitual (“muuu tempranito”). Me ha tocado sacar tiempo de donde pensaba que no lo había, así que, después de reflexionar y de ser realista con lo que me viene encima he decidido dejar de pisar el acelerador en algunas facetas de mi vida. Una de ellas es precisamente este blog. No ha sido una decisión fácil, pues escribir todas las semanas es realmente fantástico para mi, pero he de empezar a decir NO, pues el tiempo es el que es y cuando digo que SÍ, necesariamente le estoy diciendo que NO a otra cosa y lamentablemente esta cosa suele ser mi familia y mis amigos. En febrero estará Queralt en casa y seguro que me hará pasar más de una noche divertida, así que el objetivo 2018 relacionado con este blog será:
Publicar dos entradas mensuales en www.raulsolbes.com.
Este objetivo se concreta aún más de forma que:

  • Las entradas continuarán publicándose los miércoles.
  • Una de las entradas mensuales estará directamente relacionada con el sistema educativo (metodología, evaluación, programaciones didácticas,…) y otra con el crecimiento personal (hábitos, objetivos, gestión del tiempo, liderazgo,…).

Dicho lo anterior, me centro ahora en la temática que da nombre a esta entrada…


El objetivo educativo por excelencia

Objetivo.jpg

Imagen tomada de Pixabay


Tenía claro que esta última entrada estaría relacionada con los “objetivos“, y es que, desde mi punto de vista, se trata de una temática muy apropiada para estas fechas. Ahora bien, sobre “objetivos” se puede escribir para dar y regalar: redacción, plan de acción, procastinación, tipología, seguimiento,… Pero ayer mismo leí un correo electrónico de una compañera de trabajo e inmediatamente visualicé sobre que tipo de “objetivos” iba a reflexionar hoy.
La LOE-LOMCE dedica su Título I a las enseñanzas y a su ordenación, definiendo para cada una de ellas los objetivos, los cuales se van ampliando y concretando desde la educación infantil hasta las enseñanzas postobligatorias. Así, por ejemplo, uno de los objetivos de la educación infantil (artículo 13) es “adquirir progresivamente autonomía (…)“, mientras que uno de los objetivos de la formación profesional (artículo 40) es “comprender la organización y las características del sector productivo (…)“. Obviamente los objetivos son cada vez más concretos y exigentes, pues se da por hecho que cuando una alumna o alumno supera una enseñanza ha adquirido sus objetivos. A pesar de esta concreción, los objetivos que aparecen en la LOE-LOMCE no dejan de ser objetivos generales o metas a conseguir, los cuales necesitan de concreción, pues como escribí en ESTA entrada los objetivos deben ser: (1) medibles, (2) específicos, (3) temporales, (4) automantenidos, y (5) auténticos.
recuerda
¿Y quien concreta los objetivos generales? Pues el profesorado, siguiendo las orientaciones de la concreción curricular, y plasmándolos en las programaciones didácticas y más concretamente en las programaciones de aula.
Pero estos objetivos no son precisamente sobre los que quiero reflexionar hoy. Quisiera plantearte la siguiente cuestión:

Si solo pudieras seleccionar un objetivo educativo, ¿cual sería? Es decir, ¿cual es para ti el objetivo educativo por excelencia? ¿Qué objetivo es el que representa en mayor medida a todas las enseñanzas?

Respuestas mil, ¿verdad? De cualquier modo, reflexionemos y volvamos de nuevo a la LOE-LOMCE, en este caso a sus artículos 1 (principios) y 2 (fines). En estos artículos aparecen palabras como: calidad, equidad, valores, reconocimiento, autonomía, participación, desarrollo, respeto, tolerancia, responsabilidad, paz, capacitación,…
Por tanto, y seguro que en esto estamos totalmente de acuerdo, el objetivo educativo por excelencia, si solo pudiera ser uno, estaría relacionado directamente con el alumnado y no con los contenidos propios de cada nivel educativo. En este sentido, siempre y cuando respecten los principios y fines de la LOE-LOMCE, cualquier acción que se ponga en marcha en un centro educativo que esté directamente relacionada con el desarrollo personal del alumnado y con la inclusión de aquellos que a priori cuenten con más dificultades, es una acción que se merece el respeto y apoyo de toda la comunidad educativa.
Por tanto, a aquellos que critican una acción como la inclusión en las aulas “convencionales” de las niñas y niños ubicados en  una aula específica por tener cualquier tipo de excepcionalidad les invitaría a reflexionar y a pensar que es lo que querrían ellos si fueran estos niños y niñas y sus familias.

La inclusión empieza en la familia y continua en la escuela.

El profesorado que únicamente se preocupa por mantener su zona de confort probablemente defienda que lo mejor para estas niñas y niños es la atención especializada y separada. El profesorado comprometido,  aquel que empatiza con estas niñas y niños, hará todo lo que esté en sus manos para alcanzar el que, desde mi punto de vista es el objetivo educativo por excelencia:

El pleno desarrollo de la personalidad y de las capacidades de todas las niñas y de todos los niños, con el fin de progresar hacia una sociedad cada día más inclusiva, solidaria, tolerante y pacífica.

Te deseo un fantástico miércoles y un maravilloso 2018,
Raül

NOTA: IMAGEN DESTACADA TOMADA DE PIXABAY

 

Suscríbete a nuestra Newsletter

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Te has suscrito correctamente!