Hoy rompo con la dinámica de los últimos posts. Te traigo una reflexión personal. El de hoy es un post que viene siendo una tradición por estas fechas en www.raulsolbes.com. Mañana entramos de lleno en la Navidad 2020, y es un buen momento para reflexionar y mirar con entusiasmo hacía 2021. Lo hice en 2019, en 2018en 2017 y en 2016. Vamos al lío…


Reflexiones 2020

Un año que difícilmente podremos olvidar ¡La pandemia nos ha marcado! Es probable que muchos de los objetivos que nos habíamos marcado para el 2020 no los hayamos podido cumplir. El estado de alarma, las desescaladas, la nueva realidad, las “olas”, las restricciones,… Son condicionantes que habrán llevado al traste con muchos de nuestros planes.  En cualquier caso, es la realidad que nos ha tocado vivir este año. Se trata de aceptación, no de resignación.

En la versión 2019 del post que hoy estás leyendo redacté las líneas de actuación generales para cada una de mis dimensiones de 2020:

  • Dimensión familiar:
    • Incrementar progresivamente la calidad y dificultad de las excursiones familiares y preparar a Roger para que el verano/otoño de 2020 pueda coronar una montaña que supere los 2.500m.
    • Materializar un viaje familiar similar al del año pasado (de los que sí o sí debes elaborar un Hofmann).
  • Dimensión personal:
    • Incidir en el autoconocimiento personal (formación Gestalt u otra disciplina relacionada con la psicología humanística).
  • Dimensión deportiva:
    • Recuperar el buen estado de forma que me permita competir al máximo nivel en carreras de canicross.
  • Dimensión laboral.

En el 2020 he conseguido cumplir menos objetivos que otros años, al menos tal y como los tenía redactados ¡La pandemia ha sido determinante! Ahora bien, en prácticamente todas las dimensiones he podido reconducir los objetivos y conseguir otros que, aunque no estaban redactados de forma formal, sí me han permitido crecer en cada una de mis dimensiones. Creo haber aceptado la situación, pero no me he resignado a ella, así que me reinventé. Me explico:

  • En la dimensión familiar. No hemos podido realizar ningún viaje y tampoco las excursiones planificadas. Ahora bien, el estado de alarma nos ha ayudado a conocernos. Recuerdo como si fuera ayer mismo los fantásticos momentos de convivencia: las cenas, las asambleas, los ejercicios, el subir y bajar escaleras con Roger, las flexiones de Queralt, las sentadillas de Maria,… Este año ha sido para mí el año de la CONVIVENCIA. Sé que tengo una familia fantástica, pero este año, si cabe, todavía soy más consciente de ello ¡MUCHAS GRACIAS MARÍA, ROGER Y QUERALT!
  • En la dimensión personal. No he realizado ninguna formación de tipo Gestalt o similar, pero he continuado con el Mindfulness y he profundizado en la efectividad personal y en el propósito. Estoy convencido que he avanzado mucho en esta dimensión y me siento muy contento por ello. He leído muchísimo y he puesto en práctica, de forma bastante fiel, el sistema GTD. He realizado el curso Descubre tu propósito (un curso de KENSO que te recomiendo muchísimo) y este es el resultado:

Ser una persona íntegra, competente y con vocación de servicio, que balancea con maestría las dimensiones física, espiritual, mental y social-emocional.

  • En la dimensión deportiva. No solo no he podido recuperar mi mejor estado de forma, sino que, aunque todavía “ando bastante bien”, creo estar en un nivel de forma inferior al del año pasado. En cualquier caso, he dado un paso de gigante… Llevaba años hablando de iniciarme en un nuevo deporte “La orientación”. Pues mira por donde, este año me he tirado a la piscina, y además gracias a Roger. En octubre inició Roger clases de orientación en 226 ERS Endurance School. Allí conocí a Juan Antonio y él me ha dado confianza para profundizar en este fantástico deporte. A Roger y a mí no ha fascinado este deporte. El pasado 13 de diciembre participé en mi primera competición y aunque el resultado no fue para echar flores, me encantó la experiencia. El próximo domingo 27 participaré en mi segunda competición. Espero poder mejorar el resultado y sobretodo, continuar disfrutando y aprendiendo. Por tanto, el objetivo inicial de esta dimensión no lo he cumplido, pero creo haber avanzado en otro sentido. Me siento también contento por ello.
  • En mi dimensión laboral.
    • Aunque no con escrupulosa periodicidad quincenal, he publicado más posts de los inicialmente planificados. Contando el de hoy, han sido un total 34 posts, 7 más que el año pasado. Además, con el curso de programaciones didácticas conseguí dar un impulso a Moodle Academy. Por tanto, objetivo más que cumplido!!!
    • El proceso selectivo al cuerpo de inspección educativa lo ha condicionado todo. Las oposiciones iban a empezar justo cuando declararon el estado de alarma, así que las paralizaron y no fueron retomadas hasta el 1 de octubre. Han sido meses muy complicados, de mucho esfuerzo, con muchas horas de estudio y sacrificio, pero finalmente he podido superar el proceso. He conseguido una plaza, aunque me quedo con una sensación agridulce. Por una parte me siento muy contento por el resultado y porque el esfuerzo se ha visto recompensado. Por otra parte, me entristece que otras compañeras y compañeros que también han estudiado muchísimo, no hayan podido conseguirlo. El sistema de oposiciones es el que tenemos, ¿es el sistema más justo? Tendremos que reflexionar sobre ello. Al atrasarse tanto el proceso selectivo, mi faceta profesional ha estado totalmente centrada en las oposiciones, así que la formación que había pensado realizar ha quedado en un segundo plano. En cualquier caso, aunque superar el proceso selectivo no era el objetivo en sí mismo, finalmente se ha convertido en él, y en este caso “objetivo cumplido”.

Objetivos 2021

A falta de concreción a través de la redacción de objetivos y su correspondiente plan de acción, las líneas de actuación generales para cada una de mis dimensiones de 2021 serán las siguientes:

  • Dimensión familiar. Retomaré los objetivos planificados para el 2020 (cruzo los dedos para que este año ninguna pandemia impida cumplirlos):
    • Incrementaré progresivamente la calidad y dificultad de las excursiones familiares y prepararé a Roger para que el verano/otoño de 2021 pueda coronar una montaña que supere los 2.500m.
    • Materializaré un viaje familiar similar al del año 2019 (de los que sí o sí debes elaborar un Hofmann).
  • Dimensión personal.
    • He iniciado mi andadura con el sistema GTD y creo haberlo hecho con bastante fidelidad. En cualquier caso, he de profundizar en la “perspectiva”. Partiendo de mi propósito, redactaré  la visión, las metas y las áreas de responsabilidad.
    • En el 2020 he leído muchísimo. Creo que mucho más que otros años. He llegado a leer de forma horizontal hasta 4 libros a la vez. Ahora bien, la mayoría de estos libros han sido de crecimiento personal (efectividad, hábitos productivos,…) y de ámbito profesional (técnicas de supervisión, evaluación, currículum, procesos de enseñanza y aprendizaje,…). En el 2021 incrementaré la lectura de novelas, de forma que al menos la mitad de mis lectura 2021 serán de este género. Es decir, leer para entretenerme sin un objetivo concreto.
    • Sigo con la mosca en la oreja: llevo mucho tiempo dándole vueltas a la psicología humanista. Estudiaré con detalle la formación Gestalt y valoraré la viabilidad de poder empezar con ella a partir del verano 2021.
  • Dimensión deportiva. Mañana cumplo 40 añitos (¡¡¡madre mía!!!). Creo que ya es momento de aceptar (sin resignación) que el nivel de forma que tenía años atrás es muy difícil de volverlo a tener. Ese sacrificio ya no me vale la pena: la familia, el trabajo,… mis prioridades ahora son otras. Por tanto, mis objetivos deportivos se centrarán a partir de ahora en mantener una “buena” forma física y en profundizar en la orientación. En esta dimensión sí me encuentro en condiciones de definir tres objetivos concretos para el 2021:
    • Acumular, al menos, 40km semanales en cada una de las semanas del año 2021.
    • Dedicar, al menos, 2 sesiones semanales de 30 minutos a trabajar el tren superior y la elasticidad.
    • Participar, al menos, en 8 competiciones federadas de orientación, y mejorar el resultado de clasificación de la última competición respecto de la primera.
  • Dimensión laboral.
    • Continuaré publicando en este blog, pero voy a dejar de hacerlo con tanta periodicidad. Habrá al menos una publicación mensual, pero mi intención es la de participar en otros espacios Web y hacerlo de forma institucional.
    • Publicaré un libro de programaciones didácticas para ESO y Bachillerato y lo haré a cuatro manos. De este objetivo te escribiré más adelante.
    • El hecho de conseguir una plaza en la inspección educativa canaliza mi futuro laboral. Me siento muy orgulloso de pertenecer a este colectivo y soy consciente de la responsabilidad que ello conlleva. He de aprender mucho todavía, así que continuaré formándome en técnicas de inspección, supervisión, evaluación y gestión de recursos humanos.

Y hasta aquí llega la entrada de hoy. Esta es mi última entrada de 2020. Espero de todo corazón que te sirva tanto como a mí.

Tanto si has tenido buenas como malas experiencias, independientemente de cómo haya sido tu año 2020, reflexiona, obtén tus propias conclusiones e ilusiónate por el 2021.

¡¡¡Seguro que será mejor!!!

Feliz Navidad 2020. Feliz año 2021,

Raül

¿Te ha gustado el post?

¿Me ayudas a difundir?

Imagen destacada de Gerd Altmann en Pixabay

Suscríbete a nuestra Newsletter

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Te has suscrito correctamente!