Instrumentos para la una evaluación por competencias

Con esta entrada cierro la trilogía de reflexión en torno a la “Evaluación basada en competencias“. Recuerda que la entrada que ahora mismo estás leyendo debes contextualizarla atendiendo a las dos anteriores:

La entrada anterior la basé en un ejemplo concreto, de forma que propuse el desarrollo del tercer bloque de contenidos de Tecnología de 1º de ESO (estructuras y mecanismos). Identificamos los criterios de evaluación, estándares de aprendizaje, indicadores de logro , y competencias clave. Decidimos la didáctica a aplicar, las actividades de aprendizaje y los instrumentos de evaluación para cada uno de ellos. En la entrada de hoy desarrollaremos estos instrumentos.

Empecemos…


Rúbrica para evaluar el proyecto de investigación

Con esta rúbrica pretendemos evaluar el criterio de evaluación 1 en su totalidad y de forma parcial el criterio de evaluación 2. Es decir:

  • (CCEE1) Analizar los esfuerzos a los que están sometidas las estructuras así como la transmisión de los mismos entre los elementos que lo configuran experimentándolo en prototipos.
  • (CCEE2) Describir las características de cada tipo de estructura e identificarlas en ejemplos de la vida real utilizando información escrita, audiovisual y digital.

Para el diseño propongo emplear como base los estándares de aprendizaje, los indicadores de logro y las competencias clave:

  • (EEAA1.1) Identifica los esfuerzos característicos y la transmisión de los mismos en los elementos que configuran la estructura.
  • (IILL1.1) Analiza los esfuerzos a los que están sometidas las estructuras por observación y con apoyo de dibujos y esquemas.
  • (IILL1.2) Analiza la transmisión de los esfuerzos entre los elementos que configuran las estructuras experimentándolo en prototipos.
  • (EEAA2.1) Diseña un prototipo que da solución a un problema técnico, mediante el proceso de resolución de problemas tecnológicos.
  • (IILL2.1) Describe las características de los diferentes tipos de estructuras utilizando información escrita, audiovisual y digital.
  • (IILL2.2) Identifica cada tipo de estructuras en ejemplos de la vida real.
  • (CMCT) Competencia matemática, ciencia y tecnología
  • (CAA) Competencia aprender a aprender
  • (CCLI) Competencia lingüística
  • (CD) Competencia digital
  • (SIEE) Sentido de iniciativa y espíritu emprendedor

Recuerda que tal y como te comenté en ESTA ENTRADA, los elementos de una rúbrica son:

Elementos_Rubrica

Para el caso concreto que llevamos entre manos, los ítems de evaluación podrían ser los siguientes:

  1. Análisis de esfuerzos (IILL1.1)
  2. Análisis de la transmisión de esfuerzos (IILL1.2)
  3. Descripción de características de las estructuras (IILL2.1)
  4. Identificación de la tipología de estructuras (IILL2.2)
  5. Competencia matemática
  6. Competencia aprender a aprender
  7. Competencia lingüística
  8. Competencia digital

Los ítems (5, 6, 7, 8) asociados a las competencias clave pueden evaluarse de forma separada o integrase, parcial o totalmente, con los criterios curriculares (1, 2, 3, 4), de forma que la redacción de los indicadores de evaluación haga referencia a estas competencias clave. Este último caso (integración de competencias clave), requiere un diseño más exhaustivo, una redacción de los indicadores de desempeño que haga constar de forma explicita cada una de las competencias y unas relaciones que permitan conocer la calificación de cada una de las competencias clave. Desde mi punto de vista la integración de competencias clave con competencias curriculares es la mejor opción.

Los niveles de desempeño deberían ser, como mínimo 3, aunque para evitar el término medio, recomiendo que sea siempre un número par. 4 es un buen número: novel, aprendiz, avanzado, experto.

Los indicadores de evaluación deben describir, de manera resumida y concreta la aceptabilidad mínima para llegar a un nivel u otro de desempeño. El desarrollo de esta descripción requiere de conocimiento de la materia, por lo que debería realizarse por parte del profesor/profesora en base a sus conocimientos técnicos, pero también teniendo en cuenta la redacción de los indicadores de logro. Veamos la posible redacción de los indicadores de logro para el ítem de evaluación “Análisis de esfuerzos”:

* Posibles esfuerzos: compresión, tracción, flexión, torsión, y corte.
  1. Novel: El análisis es excesivamente superficial, descontextualizado y/o incorrecto
  2. Aprendiz: El análisis identifica al menos 2 esfuerzos pero se basa únicamente en la observación.
  3. Avanzado: El análisis identifica al menos 3 esfuerzos y se apoya en dibujos.
  4. Experto: El análisis identifica todos los esfuerzos, se apoya en dibujos y se ejemplifica a través de ensayos reales sobre el prototipo de estructura.

El peso de cada ítem debe de ser asignado en función de la importancia relativa con respecto al conjunto de ítems. Obviamente, deben tenerse en cuenta diferentes factores como por ejemplo: el objetivo que se pretende conseguir, el tipo de proyecto, el nivel inicial del alumnado,…


Dianas de aprendizaje para coevaluar las actividades a partir de las cuales se pretende que el alumnado aprenda a utilizar el software de simulación

A través de estas dianas de evaluación aplicaremos la “coevaluación” y atenderemos al segundo estándar de aprendizaje asociado al segundo (valga la redundancia) criterio de evaluación:

  • (EEAA2.2) Simula mediante software específico y mediante simbología normalizada circulitos mecánicos.

Una posible diana podría ser la siguiente:

diana_coevaluacion


El portafolio para la autoevaluación de la actividad que enlaza el proyecto de investigación con el software de simulación.

Tal y como te comenté al final de ESTA ENTRADA, el desarrollo de cualquier portafolio debería pasar por cuatro fases:

  1. Recogida de datos (evidencias de aprendizaje).
  2. Selección de datos (evidencias relevantes y significativas en función del objetivo de evaluación que se persiga).
  3. Reflexión y análisis del aprendizaje (progreso).
  4. Publicación de resultados (organización, claridad y estética).

Se trata de que el alumnado reflexione sobre el trabajo realizado en el proyecto de investigación y las actividades de aprendizaje asociadas al software de simulación: recogida de datos, selección de lo más importante, reflexión/análisis y publicación a través de un documento de autoevaluación que debe ser compartido con el profesor/profesora.

Este documento compartido (portafolio) podría tener un formato abierto, semiabierto o estandarizado para toda la clase. Un posible ejemplo de enunciado sería el siguiente:

Retoma el proyecto de investigación asociado al análisis de esfuerzos y amplia su contenido aplicando los aprendizajes adquiridos con el software de simulación. ¿Acertaste con el diseño? ¿Tuviste en cuenta todos los esfuerzos? ¿Mejorarías los elementos estructurales? ¿Qué cambios realizarías en tu proyecto? Analiza con detalle toda la documentación generada en el proyecto de investigación y en las actividades asociadas al software de simulación, selecciona lo que consideres más relevante, reflexiona y analiza lo que has aprendido y comparte conmigo tu opinión. ¿Qué nota te asignarías? ¿Has aprendido mucho? ¿Olvidarás fácilmente lo que has aprendido?


Como te comenté en la entrada anterior, es recomendable hacer partícipe al alumnado en todo el proceso de evaluación (incluso en el diseño y asignación de la calificación a cada instrumento).

Con esta tercera entrada cierro un circulo donde puedes comprobar la viabilidad de un proceso de enseñanza y aprendizaje basado en competencias (contextualizadas y clave). Un proceso que incluye la evaluación como una oportunidad de aprendizaje, donde se emplean como referente (tanto para el diseño de las actividades de aprendizaje como para la evaluación de las mismas) los criterios de evaluación, estándares de aprendizaje y las competencias clave. Un proceso que utiliza diferentes instrumentos de evaluación (rúbricas, dianas de aprendizaje y portafolios). Un proceso que utiliza una evaluación continua y formativa y que además la triangula (evaluación externa, coevaluación y autoevaluación). Se trata de un modelo perfectamente trasladable a todas la materias y niveles educativos (infantil, primaria, FP,…)

Ahora es tu turno… ¿Continúas separando “conceptos”, “procedimientos” y “actitudes? ¿Continuas con el libro de texto como referente? ¿El examen será tu único instrumento de evaluación? Tú decides…

Feliz miércoles,

Raül

IMAGEN DE DESTACADA TOMADA DE PIXABAY
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s