Programación didáctica versus Programación de aula


Después del veraniego descanso volvemos tod@s a la rutina con un nuevo mes de septiembre, donde nos marcamos, tal cual fuera enero, nuevas metas e ilusiones. Espero que hayas podido descansar, que tengas las pilas cargadas al máximo y que empieces el curso 2018-2019 con fuerza e ilusión, pero sobretodo con perseverancia. Soy de los que piensan que es necesario empezar, todo camino empieza por un primer paso, pero defiendo a capa y espada que más importante que empezar es perseverar.

En mi caso, y por diferentes razones, puedo catalogar este verano como “verano de mucha felicidad y poco descanso“. He podido desconectar un par de semanas del trabajo, pero Roger y Queralt, aunque felicidad dan a raudales, descanso dan bien poco, je je je.

Empezamos la temporada, y la empezamos con un tema del que hace tiempo quiero escribirte, así que… Vamos al lío

Programación Didáctica versus Programación de Aula


Entre el profesorado es frecuente la confusión conceptual entre la programación didáctica y la programación de aula. Son dos documentos de planificación educativa que obviamente deben ser coherentes entre si, pero que atienden a diferente nivel de concreción curricular.

CP_B03_R01_NivellsConcrecio_Castellano


La programación didáctica es el documento donde se planifica de forma genérica el qué, el cómo y el cuándo enseñar y el qué, el cómo y el cuándo evaluar. Aunque es una herramienta fundamental, por si sola no es suficiente para desarrollar nuestra labor docente. Se trata de un documento de centro que debe ser desarrollado por el departamento didáctico atendiendo a las orientaciones de la Concreción Curricular. Sus apartados mínimos se regulan en distintas publicaciones legislativas, aunque su estructura y organización puede variar según la idiosincrasia de cada centro educativo. Podemos encontrar programaciones didácticas más o menos genéricas en función del grado de concreción del “Proyecto Curricular de Centro” (Concreción Curricular) y del grado de concreción de la “Programación de Aula”.

En ESTA ENTRADA reflexiono respecto a los contenidos mínimos y justifico la estructura de programación didáctica que propongo en mi Manual de Programaciones didácticas para FP.

M15_PEPD_01_planificacion_v1.0febrero2018_estructura_programacion_didactica

Algunos ejemplos de programaciones didácticas:


La programación de aula es la concreción de la programación didáctica, es decir, aquello que se hace día a día en clase: presentaciones, actividades, prácticas, proyectos, instrumentos de evaluación, registros del proceso de aprendizaje de nuestro alumnado,… Aunque es posible realizar una planificación de todo el curso, lo más acertado es construir la programación de aula de forma progresiva, con nuestro alumnado. El profesorado debe basarse en la programación didáctica (la cual sí debe diseñarse para todo un curso) para desarrollar la programación de aula y desarrollar parte de la misma según las peculiaridades de cada grupo/clase. Se trata de desarrollar la programación didáctica para un tiempo prudencial (por ejemplo a una o dos semanas vista).

La estructura de la programación de aula puede ser muy diversa y siempre dependerá de la metodología, así, por por ejemplo, si se emplea una metodología más conductivista, la estructura de programación de aula podría asemejarse a la de un libro de texto:

M15_PEPD_01_planificacion_v1.0febrero2018_estructura_programacion_aula

Se se emplea una metodología constructivista la programación de aula debe elaborarse junto con el alumnado (diría que debería elaborarla el propio alumnado), de forma que la estructura variará a lo largo del curso.

Veamos un par de ejemplos parciales de programaciones de aula notablemente distintas (parciales porque a ambos modelos les faltaría añadir, entre otros aspectos, los instrumentos y registros de evaluación):

Ambas estructuras son totalmente válidas, siendo la primera (la conductivista) más fiel con la programación didáctica y la segunda (la constructivista) más adecuada a los intereses y necesidades del alumnado.Utilizar uno u otro modelo depende de cada centro educativo y debería definirse en la “Concreción Curricular“.

Pues se terminó el tiempo… Empezamos septiembre con una entrada cargada de información a la que le vas a poder dedicar un buen “ratito”, je je je.

Feliz miércoles,

Raül

NOTA: Imagen destacada tomada de Pixabay

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s