¿Una rúbrica es una técnica de evaluación? ¿El expediente académico es un instrumento de evaluación? ¿Un examen es un procedimiento? ¿Qué es una acta de evaluación?

Imagen de Robin Higgins en Pixabay

En estos últimos años de profundización y revisión de programaciones didácticas y otros tantos documentos de planificación docente, he podido comprobar que “procedimientos, técnicas, instrumentos y registros de evaluación” suelen  confundirse. En la mayoría de casos se utilizan como sinónimas.

Empleamos las técnicas, instrumentos y registros de evaluación para captar la realidad educativa en sus diversas manifestaciones, de forma cualitativa (observación) y cuantitativa (medición), según las variables y los datos de interés. El diseño de técnicas e instrumentos dependerá de la finalidad que se persiga en cada caso.

Si revisamos la literatura especializada en la evaluación (La evaluación a examen de JM Álvarez; ¡Mañana examen! de B. Salinas; La evaluación de las competencias en contextos no formales: dispositivos e instrumentos de evaluación de J. Tejada;…) podremos comprobar la dificultad de encontrar diferenciaciones claras sobre los conceptos de “técnicas” e “instrumentos” de evaluación. Hasta el momento, se habla de una manera un tanto caótica, utilizando de forma casi sinónima los términos: instrumentos, herramientas, técnicas, recursos, métodos, enfoques, dispositivos y procedimientos de evaluación. Se enumeran entremezclados, confundiendo unos con otros, llamando de manera diferente a cosas iguales y viceversa, sin seguir una clasificación única, lo que supone muy poca rigurosidad y conlleva una considerable confusión terminológica.

Reflexionemos…

Técnicas o procedimientos.

La RAE, define, en su quinta acepción, la palabra “técnica” como el:

5. Conjunto de procedimientos y recursos de que se sirve una ciencia o un arte.

Es decir, una técnica es un procedimiento o conjunto de reglas, normas o protocolos que tiene como objetivo obtener un resultado determinado, ya sea en el campo de las ciencias, de la tecnología, del arte, del deporte, de la educación o en cualquier otra actividad.

En e-Evaluación orientada al e-Aprendizaje estratégico en Educación Superior Rodríguez e Ibarra definen las técnicas de evaluación como:

“Estrategias que utiliza el evaluador para recoger sistemáticamente información sobre el objeto evaluado” (páginas 71-72)

Por tanto, las técnicas o procedimientos de evaluación responden a la cuestión “¿Cómo evaluar?” y se refieren a los modelos y procedimientos utilizados.
Podríamos clasificar la técnicas atendiendo a distintos criterios. Aquí dejo mi propuesta:
  • En función del agente evaluador.
Heteroevaluación (evaluador externo), autoevaluación, evaluación mixta (donde encontraríamos la coevaluación o evaluación entre iguales)
  • En función de la materialización.
Análisis documental, observación, pruebas, entrevistas,…

Imagen de ArtTower en Pixabay

Instrumentos.

Para definir instrumento de evaluación creo acertado hacer referencia a la segunda y quinta acepción de la RAE:
2. Cosa o persona de que alguien se sirve para hacer algo o conseguir un fin.
5. Escritura, papel o documento con que se justifica o prueba algo.

Volviendo al libro e-Evaluación orientada al e-Aprendizaje estratégico en Educación Superior podemos encontrar la siguiente definición de instrumentos de evaluación:

“Herramientas reales y tangibles utilizadas por la persona que evalúa para sistematizar sus valoraciones sobre los diferentes aspectos” (páginas 71-72)

Es decir, los instrumentos de evaluación responden a “¿Con qué evaluar?” Herramientas y recursos específicos que se aplican en la evaluación.
Algunos ejemplos: rúbricas, escalas de valoración, listas de cotejo, cuestionarios de respuesta escrita, guión de revisión de los cuadernos de clase, portafolio, guión de una entrevista,…
(En ESTA ENTRADA tienes algunos ejemplos de instrumentos de evaluación)

Imagen de HOerwin56 en Pixabay

Indicadores.

Los instrumentos de evaluación, a su vez,  se concretan a través de indicadores (descriptores significativos relativos a los ítems a evaluar que permiten asignar el valor de desempeño). Estos criterios, descriptores o indicadores pueden responder a distintas agrupaciones (competencias, contenidos, comportamientos,…) y deben diseñarse en función de la finalidad de la evaluación y del agente evaluado.

Según el referente de evaluación los indicadores pueden ser:

  1. Idiosincráticos, es decir,  en función de la evaluación inicial del evaluado. Por tanto, el punto de partida es la situación actual y la evaluación se realiza en función del progreso.
  2. Criteriales, los cuales toman como base a unos criterios de evaluación previamente definidos. Por ejemplo, los criterios de evaluación, estándares de aprendizaje e indicadores de logro definidos en la legislación y en las concreciones curriculares.
  3. Normativos o normales, los que utilizan unos valores que se consideran como medios o normales en función de los resultados de la evaluación. Esta clasificación de indicadores es la que se emplea en estudios de la OCDE como por ejemplo: PISA, TALIS, PIRLS,…

Registros.

En este caso propongo la acepción veintidosava de la la RAE:
22. Conjunto de datos relacionados entre sí, que constituyen una unidad de información en una base de datos.
Nada más y nada menos que el resultado de aplicar un instrumento de evaluación, y su concreción a través de indicadores o criterios, es decir, la calificación, la nota, la reflexión,…
Ejemplos: realizado/no realizado, satisfactorio/no satisfactorio, suficiente, 7, 10,…

Imagen de annca en Pixabay

Relación entre técnicas e instrumentos.

La relación entre técnicas e instrumentos es bidireccional, de forma que un mismo instrumento puede emplearse para desarrollar diferentes técnicas.
Veamos algunos ejemplos:
  • La observación (técnica) puede llevarse a la práctica a través de una rúbrica, una lista de cotejo, una diana de evaluación,… (instrumentos).
  • La prueba (técnica) podría concretarse a través de: un examen oral, un examen escrito, una prueba física, un examen tipo test,… (instrumentos).
  • La autoevaluación (técnica) puede desarrollarse a través de: una rúbrica, una lista de cotejo, un portafolio,… (instrumentos).

En resumen.

La evaluación educativa se concreta siguiendo los siguientes ítems:

  • Técnica o procedimiento
    • Instrumento de evaluación
      • Criterios o indicadores
        • Registros

La técnica de evaluación pretende dar respuesta al cómo evaluar y necesariamente se concretará en uno o varios instrumentos.

El instrumento de evaluación ha de responder a con qué evaluar, es decir, es la herramienta que permite concretar la técnica.

Los indicadores son los descriptores que emplea el instrumento de evaluación para poder asignar un valor de desempeño.

El registro de evaluación es el resultado de aplicar el instrumento (selección del valor de desempeño).


Termino la entrada de hoy recordando lo que nos dicta el primer capítulo de la Orden 38/2017 (evaluación en ESO, bachillerato y formación de personas adultas), totalmente extrapolable al resto de enseñanzas:

  • La evaluación será continua, formativa, integradora, colaborativa y participativa.
  • Los referentes para la evaluación son los criterios de evaluación y los estándares de aprendizaje.
  • Las competencias básicas deben evaluarse a través de indicadores de éxito.
  • El profesorado debe emplear procedimientos de evaluación variados e incorporar estrategias de autoevaluación y coevaluación.

Por tanto, la legislación nos obliga a emplear técnicas e instrumentos de evaluación variados, lo cual deriva en diferentes y numerosos registros. Esta premisa se correlaciona con una evaluación justa, es decir, cuantas más técnicas, instrumentos y por tanto mayores registros tengamos, más acertada, ética y justa podrá ser la evaluación de nuestro alumnado.

Por otro lado, y atendiendo a principios de inclusión, el profesorado debe combinar la utilización de indicadores idiosincráticos e indicadores criteriales. Es decir, debemos tener en cuenta la evaluación inicial del alumnado, su progreso y los criterios y estándares de evaluación evaluables del currículo.

Feliz miércoles,

Raül

Imagen destacada de Peggy und Marco Lachmann-Anke en Pixabay

 

Suscríbete a nuestra Newsletter

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Te has suscrito correctamente!