Hace unas semanas, a través de ESTA ENTRADA, le lancé un reto a un compañero. A Paco (así se llama) lo conocí hace dos años. Lo recuerdo perfectamente… Fue en una reunión en la que supervisaba la gestión documental del módulo de Formación en Centros de Trabajo (FCT). En esta reunión me demostró que, además de un profesional fantástico, era una grandísima persona. Desde ese día hemos intercambiado numerosos correos electrónicos y en todos ellos siempre me ha demostrado su buen hacer y preocupación por el alumnado. El pasado sábado 28 de septiembre tuve la fortuna de escucharlo en una conferencia y me fascinaron sus habilidades comunicativas (en ESTE ENLACE puedes verle en acción).

Hoy será Paco quien tomará las riendas del teclado. Muchísimas gracias ¡NÓMADA! Tuya es la palabra.


Lo más cierto del mundo es que el mundo es incierto”. Comienzo este post con un aforismo del gran Jorge Wagensberg y lo llevo a nuestro ámbito, el educativo. Podemos decir que en educación hay muchas más preguntas que respuestas.

Vivimos en un mundo tremendamente cambiante, caracterizado por una gran volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad, lo que viene a denominarse un entorno VUCA (Volatility, Uncertainty, Complexity, Ambiguity). El ámbito educativo está notablemente influido por cada una de estas características. No reconocerlo, no comprenderlo y no tenerlo en cuenta en nuestro día a día es asegurar y asegurarnos sufrimiento, probablemente innecesario.

Los contenidos cambian a una gran velocidad, las verdades razonables tienen fecha de caducidad (ni siquiera tienen consumo preferente), lo que el alumnado necesita aprender está siendo discutido constantemente. La complejidad del ámbito educativo comienza a alcanzar cuotas extremas (legislación, procedimientos, judicialización…), lo bueno y lo malo en educación pisan las mismas arenas movedizas y la ambigüedad de su rostro se vuelve indescifrable en nuestro día a día. La profesión docente está siendo sometida a un gran desconcierto.

Podríamos decir que la realidad es nómada, mientras que las estructuras educativas son a día de hoy sedentarias.

En este contexto algun@s docentes han decidido convertirse en nómadas. La educación es como una gran ola, puedes intentar surfearla o simplemente dejar que te arrastre. “Los organismos inmóviles y a la deriva no tienen inteligencia, ni la necesitan” (Jorge Wagensberg, de nuevo…), el azar los alimentará o directamente los aplastará. Si no quieres depender del azar y no deseas ser sepultado por la incertidumbre, solo cabe llevar la iniciativa y anticiparte.

A diferencia de lo que nos explicaron en la escuela, las tribus nómadas no se iban de un territorio cuando ya no quedaban recursos, se iban antes de que estos se agotaran. Entre los nómadas algunas personas se aventuraban a buscar nuevos territorios antes de que toda la tribu se desplazara. Ahora mismo, muchas personas unidas en equipos o en solitario están fabricando nuevos métodos, nuevas acciones formativas, nuevos contenidos para afrontar los retos de esta realidad educativa VUCA. Estas personas simplemente están llevando la iniciativa. Cómo hacerlo, si no tenemos tiempo ni para pensar.

En estos tiempos de alta incertidumbre, el pez ágil se come al lento, el tamaño importa y de hecho puede ser un obstáculo para los cambios y la innovación. Instituciones educativas muy pequeñas o muy grandes no ayudan a desplazarse con agilidad.

El/la docente nómada se desplaza ligero de equipaje, no va solo, siempre se acompaña de personas con las que hacer equipo, tiene los ojos abiertos y está dispuest@ a ver nuevas realidades. Todo lo que hace lo pone en cuestión, todo lo que ve también. Tiene un plan, pero no es un plan cerrado, es una tendencia, una línea que marca el camino, aunque sabe que muchas veces es en la maleza de los límites del camino donde está el verdadero aprendizaje y los verdaderos frutos. Sabe avanzar y sabe detenerse.

El/la docente nómada tolera el fracaso, el suyo y el de las personas que la rodean, conoce que la educación es un viaje de ida y vuelta, aunque también de idas sin vueltas (Nunca el tiempo es perdido, Manolo García). Si tiene que destacar un valor apuesta por la diversidad: en los contenidos, en los espacios, en la estructura horaria, en la planificación, en el alumnado y en el profesorado. Hay muchas maneras de vivir, casi tantas como maneras de ejercer la profesión. La diversidad es fundamental para hacer sostenible cualquier ecosistema, también el educativo.

Os preguntaréis si me considero un docente nómada y os diré que me gustaría serlo, que los observo con mucha admiración y que hago lo que puedo. Como muchas de las personas que leéis el blog de Raül sois docentes o aspirantes a ello y estáis acostumbrados a sus “concretos consejos de hombre de acción” diré algo de lo que intento hacer en mi día a día:

  1. Intento que el alumnado responda preguntas cuya respuesta no esté en internet o no se pueda copiar y pegar.
  2. Intento que cada día todo empiece de nuevo dejando atrás las heridas del día anterior, si las hubo.
  3. Intento fracasar de vez en cuando y averiguar por qué lo he hecho.
  4. Y doy teoría, y explico y hago exámenes, en la realidad muchas veces no se aprueba con un trabajo únicamente. Si no que os lo digan a las personas que estáis opositando. Así es que también soy muy clásico y cuando explico bien al alumnado le gusta.
  5. Y hacemos un blog con el alumnado, en las que las protagonistas son sus producciones, tanto las que necesitan mejorar como las que son TOP, TOP!! El blog se llama https://vamosalsuelo.wordpress.com/
  6. Y me enfado, y a veces pongo un parte y pido perdón y acepto que me lo pidan.

Y diría más cosas, pero ya son demasiadas. Mi práctica educativa es la de esta elefanta intentando entrar en ese zapato, cuando no me cabe me pinto las uñas, siempre hay algo que se puede hacer si eres un animal salvaje o intentas ser un docente nómada y te escapas de territorios sedentarios.

Gracias por soportarme si has llegado hasta aquí y gracias a Raül Solbes por haberme propuesto este reto. Prometo no aceptar ninguno más!! De hecho de lo que me propusiste Raül a lo que he hecho igual hay mucho trecho.

Ah! Escribo un blog, aunque menos práctico que éste, aquí lo tienes!

https://botedeplumas.wordpress.com/


Feliz miércoles,

Raül

Imagen destacada de PublicCo en Pixabay

Suscríbete a nuestra Newsletter

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Te has suscrito correctamente!