La orientación

Hace menos de un año que practico orientación. Es un maravilloso deporte al que poco a poco le voy cogiendo el hilo. En esencia, se trata de interpretar un mapa y pasar por una serie de puntos de control (balizas). Existen diferentes modalidades y distancias, pero me atrevo a afirmar que se trata de uno de los deportes más completos que he practicado. Ejercitas mente y cuerpo. Es muy importante mantener el equilibrio, pues un exceso de cansancio físico te pasa factura a nivel mental y esto de puede llevar a la desorientación.

Si quieres saber más sobre orientación te recomiendo que consultes el blog del profe de Roger (indirectamente mi profe). Juan Antonio es un trozo de pan, un buen amigo y todo un experto de este deporte.

https://escueladeorientacion.com/

La competición

El "finde" pasado participé en el Campeonato Nacional de Orientación que se celebró en la Albarracín. Un entorno maravilloso y muy acertado para este deporte.

El sábado por la mañana tocó correr la media distancia en Torres de Albarracín. El sábado por la tarde sprint en el propio municipio de Albarracín. Domingo por la mañana fue el turno para la larga distancia en Bezas. Roger participó en el sprint y en la larga distancia. Nos los pasmaos genial. Un "finde" de convivencia, ilusión y mucho aprendizaje.

El domingo, mientras acompañaba a Roger en su recorrido de larga distancia, reflexionaba sobre mis resultados y sobre la forma que tenía Roger de afrontar su prueba. Mapa en mano, el proceso es sencillo:

  1. Obtienes el rumbo a través de la brújula.
  2. Identificas señales de paso y el punto de ataque a la baliza.
  3. Confianzas en ti y en el plan de ruta que has trazado.
  4. Corres hasta llegar a la baliza, picas y a por la siguiente.

El lunes, tras analizar con más detalle los resultados, pude confirmar esta impresión del domingo. Los mejores tiempos entre balizas los obtuve cuando seguí los pasos anteriores, pero sobre todo, cuando CONFIÉ en mí. Los tiempos entre aquellas balizas en las que  confié en el rumbo trazado, las señales y el punto de ataque definidos, fueron, con mucha diferencia, lo más cortos. Es cierto que si defines un rumbo equivocado, unas señales y punto de ataque erróneo, estás perdido, por mucha confianza que tengas en ti. Pero también es cierto que si estás consultando continuamente el mapa (falta de confianza), pierdes mucho tiempo.

El aprendizaje y la extrapolación.

La verdad es que si lo piensas bien, los pasos anteriores puedes aplicarlos a todas las facetas de tu vida. Veamos un par de ámbitos de aplicación:

En tu faceta personal. 

  1. Obtener el rumbo podría asemejarse a definir tu propósito de vida. Se trata de tener tu respuesta al para qué. Si no tienes clara la respuesta es muy probable que en la mayoría de ocasiones vayas por la vida como pollo cabeza.
  2. Identificar señales y puntos de ataque podria asimilarse a definir metas (medio y largo plazo) y objetivos (corto plazo). Para ello debes balancear todas tus áreas de responsabilidad y analizar cuales de ellas requieren mantenimiento y cuales mejora.
  3. Una vez definidas las metas y los objetivos, debes confiar en ti. ¡Puedes conseguirlo! Analiza tus hábitos, apóyate en aquellos que sean más poderosos y positivos. Deja de lado los malos hábitos. Como escribió Henry Ford: tanto si crees que puedes, como si crees que no puedes, estás en lo cierto.
  4. Propósito, metas, objetivos y autoconfianza, deben acompañarse de un plan de acción. Si no definimos un plan y lo podemos en práctica, tan solo tendremos un saco de buenas intenciones. En la práctica, las intenciones sirven de poco.

En tu faceta docente:

  1. Diseña tu programación didáctica. Qué, cómo y cuándo. Se trata de diseñar una programación didáctica práctica, adaptativa y fruto de una reflexión serena y técnica. Sin este documento de planificación docente, es muy difícil que tus clases y en general tu práctica docente, tenga un propósito coherente.
  2. Define las unidades didácticas, los proyectos, los retos, las tareas de aprendizaje. Es decir, determina esas señales y puntos de ataque para que la programación didáctica pueda llevarse a la práctica. El nivel de detalle variará según la metodología, pero en cualquier caso, siempre deberás tener hitos, puntos de referencia.
  3. Confia en ti. Puedes hacerlo. Eres capaz de liderar esa maravillosa asamblea de la que saldrá un fantástico proyecto de investigación. Eres perfectamente competente para impartir ese ámbito. Tu formación de base, tu carácter, y tu experiencia son más que suficientes para llevarlo a la práctica. Tírate a la piscina. No puedes estar constantemente en fase de formación. Debes pasar a la acción.
  4. Ahora tan solo queda aterrizar la programación didáctica a través de una programación de aula práctica, realista, adaptada a tu alumnado. Simplemente ¡Hazlo!

Feliz miércoles,

Raül

¿Te ha gustado el post?

¿Me ayudas a difundir?

Tu apoyo me anima a seguir publicando y ahora puedes apoyarme de manera explícita, desde solo 3€

 

 

Suscríbete a nuestra Newsletter

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Te has suscrito correctamente!