La fórmula del amor

Hace unas semanas escribí una reseña del libro “El viaje a la felicidad” (AQUÍ la tienes). Hoy reflexionaré del segundo libro de la trilogía que llevo entre manos:

Viaje_a_las_emociones

 “El viaje al amor

He de admitir que los primeros capítulos me parecieron bastante “espesos”. De hecho estuve a punto de aparcar el libro, pero algo dentro de mi me dijo que continuara. Poco a poco se enderezó mi sentir y pude terminar el libro con muy buena sensación de boca.

Punset emplea la misma estrategia que en su libro “El viaje a la felicidad”, y termina con un capítulo resumen donde aporta “una fórmula”, en este caso “la fórmula del amor”. Pues bien, precisamente en esta fórmula me voy a centrar:

FormulaAmor

Donde:

  • a = apego seguro
  • i = inversión parental
  • x = capacidad de resistencia metabólica y sexualidad
  • k = entorno institucional

Desgranemos cada una de las variables propuestas por Punset:

  • El apego seguro: amor maternal, escolarización y búsqueda del amor del resto del mundo

El amor entre la madre/padre y su hij@ determina el sentimiento de autoestima del futuro adolescente. En la escuela  se abre la posibilidad de replicar un escenario distinto y más complejo de emociones, y de lo que ocurra en este escenario (la escuela) y en base al amor recibido en los primeros años de vida (apego seguro), depende el afianciamiento del sentido inquisitivo y de la curiosidad, es decir, la ganas de profundizar en el conocimiento de las cosas y en las relaciones con los demás. De la escuela se llega a la incorporación al resto del mundo (la vida profesional y personal) y es aquí donde, en base a las experiencias familiares y escolares, se puede aplicar, de una u otra forma, lo aprendido en las fases anteriores.

  • La inversión parental: fusión de pareja, construcción del nido y negociación de los márgenes de libertad.

El número de hijos y las circunstancias personales y profesionales que permita no superar las capacidades de los cónyuges, el nivel de compromisos heredados y adquiridos para articular el soporte material y psicológico de la convivencia y  la capacidad de negociación para definir los márgenes respectivos de libertad personal de cada miembro de la pareja, confeccionan la segunda variable de la fórmula del amor, es decir: (1) capacidad, (2) compromiso de pareja, y (3) margen de independencia.

  • La resistencia metabólica y la sexualidad.

Esta tercera variable está relacionada con la psicología, la entereza y la actitud de cada individuo, pero también con el grado de estabilidad de los flujos hormonales. Es decir, (1) la propia personalidad y actitud frente a lo que te ocurre cada día y (2) los circuitos cerebrales del placer y la recompensa que, también, modulan el sentimiento amoroso.

  • El entorno institucional.

Lamentablemente existen sociedades que, lejos de facilitar los medios necesarios para un buen funcionamiento del apego afectivo, paliar el déficit de mantenimiento social en forma de guarderías infantiles o políticas equivocadas de empleo, y ofrecer pautas para una sexualidad adecuada, constituyen una rémora importante en la consecución de la capacidad de amar. Dicho de otro modo, una sociedad mafiosa con un Estado corrupto, limita las posibilidades de desarrollar la capacidad de amar.

Por tanto, y a modo de resumen, el amor, según Punset, es función de las siguientes variables:

  1. La educación y cariño recibido desde la propia familia (la madre y el padre).
  2. La educación y el entrono escolar.
  3. El desarrollo con el resto de la sociedad (en base a las dos variables anteriores).
  4. La capacidad de la propia pareja.
  5. El grado de compromiso entre la pareja.
  6. Los márgenes de libertad de cada parte de la pareja.
  7. La propia actitud
  8. La sexualidad (calidad y cantidad)
  9. La sociedad y las políticas sociales

La influencia de cada una de estas variables en cada individuo y pareja puede ser notablemente distinta, pero en cualquier caso, es importante tenerlas todas en cuenta.

En ESTA entrada ya escribí que el “miedo” es el principal enemigo de la felicidad. Pues en la entrada de hoy quiero remarcar que el principal aliado de la felicidad es el “amor”. Por tanto…

¿Vale la pena analizar cómo influyen estas variables en nosotros y en nuestra relación de pareja? ¿Debemos reflexionar sobre la educación que damos a nuestros hij@s?…

Pues aquí dejo mi reflexión de hoy. Pasa un miércoles fantástico,

Raül

NOTA: IMAGEN DESTACADA TOMADA DE PIXABAY

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s