MATURANA y Proyecto Roma

A pesar de ser una entrada que ya tenía preparada la semana pasada, unos cambios en mi vida familiar y algunas correcciones de clase, me han impedido escribir antes.

Son las 6:50h del viernes, y empieza un día que promete ser largo y precioso. He de continuar trabajando en la preparación del curso, realizaré algunas correcciones que me quedan pendientes, saldré a correr con Bala y un par de amigos, aprenderé con mis alumnas y alumnos a configurar robots industriales, pero lo más ilusionante de hoy promete ser la mañana que pasaré con Roger. María ha empezado a trabajar y por las mañanas me toca a mi disfrutar de Roger al 100%. Tan solo espero que hoy sea más fácil darle el biberón, ya os contaré, je je je.

Bueno, vamos al tema:

La aceptación del otro como legítimo otro en la convivencia, es una condición necesaria para el desarrollo físico, conductual, psíquico, social y espiritual.

maturana

En el Proyecto Roma es fundamental el mundo de las emociones y de los sentimientos, de forma que la “biología del amor” de Humberto MATURANA es la guía a seguir en este ámbito. Los valores no pueden ser considerados como meras cuestiones transversales, sino como verdaderos compromisos morales.
Atendiendo a la “Teoría Biológica del Conocimiento” de MATURANA, el amor y el conocimiento no pueden separarse, pues el amor es el fundamento de la vida humana y el conocimiento es el instrumento.

Es muy importante no confundir “amor” con “afecto” o “enamoramiento”, es decir, hay que interpretar “amor” como una emoción que abre puertas de convivencia.

“El amor es la emoción que constituye las acciones de aceptar al otro como un legítimo otro en la convivencia; por tanto, amar es abrir un espacio de interacciones recurrentes con un otro en que su presencia es legítima sin exigencias”
(MATURANA, 1992, p.32)

Aplicar los principios de MATURANA nos asegura una educación en valores para la convivencia y la armonía, no sólo entre personas sino también con la naturaleza. Se trata de aplicar el respeto desde las emociones y no desde el control de la razón, es decir, “lo hago porque siento que lo tengo que hacer así y no porque hay una norma que me obliga a hacerlo

Su aplicación en el aula se basa en la propia vivencia, es decir, no es suficiente con enseñar valores, sino que hay que vivirlos, y esto es el que hay que transmitir al alumnado a través del Proyecto Roma. En las clases hay que poner en práctica la democracia, la cual, tal y cómo indica MATURANA, está fundamentada en:

  • El respeto mutuo.
  • La honestidad.
  • La colaboración.
  • La equidad.
  • La ética social.
  • La responsabilidad reflexiva.

MATURANA es uno de los científicos en los que se apoya el Proyecto Roma que más me han impresionado. He leido bastante sobre él y he visualizado algunos de los vídeos que puedes encontrar en YouTube. Es fascinante la tranquilidad y sabiduría que transmite. Cuando oigo a personas tan sabias como MATURANA sólo puedo reafirmarme en lo mucho que me queda por aprender.

Aunque no es un vídeo corto, te recomiendo que dediques unos minutos a visualizarlo. Te aseguro que quedarás satisfech@

Pasa un maravilloso viernes y un mejor fin de semana,

Raül

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s