Proyecto Roma (II). Segunda y tercera sesión

Buenos días amigas y amigos lectores,

Sigo narrando la evolución del “Proyecto Roma” con mi grupo de alumnado.

Tras la puesta en marcha y la alegría de la primera sesión, viene el trabajo diario y el desarrollo de los proyectos.

Desorden
O.R.G. https://flic.kr/p/812A6f

La mañana del lunes 9 de marzo estaba preparando la sesión de la tarde, repasaba también conceptos y filosofía del “Proyecto Roma” y me di cuenta que durante la primera sesión había cometido varios errores:

  1. No hemos desarrollado las normas de la clase y parece que la percepción de su importancia por parte del alumnado no ha sido alta, pues en ninguna de las 4 actas de la primera sesión se hace referencia a estas normas (4 grupos de trabajo – 4 actas).
  2. No hemos incidido en los aprendizajes genéricos y específicos (preguntas relacionadas con los proyectos, las cuales guiaran las investigaciones y acciones a desarrollar en cada proyecto).
  3. No hemos estudiado la forma de redactar las actas.

De cualquier modo, decido no volver atrás y observar las acciones del alumnado.

Segunda sesión. Lunes 9 de marzo.

Llego a clase 5 minutos antes y me encuentro a todos los alumnos esperando en la puerta (primera gran sorpresa, pues lo usual es que lleguen puntuales o incluso 3-4 minutos tarde). Antes de abrir la puerta ya notaba que muchos de ellos querían hablar conmigo.

  • Patri – Hola Raül, ¿tienes un momento?
  • Máxim – Raül, quería preguntarte unas cosas
  • Raül – Ok, ok, buenas tardes a todos. Recordad que se debe emplear la figura del portavoz. Poneros a trabajar y sigamos un orden. Bien, primero el grupo de Patri, después….

La mayoría de preguntas están relacionadas con la ampliación de los proyectos. Me sorprende y me alegra que durante la semana han estado trabajando. Algunos grupos vienen con propuestas de ampliación, otros con presupuestos para la compra de materiales, incluso uno de ellos ha pensado en ampliar una de las estaciones y ya ha hablado con el profesorado del departamento de fabricación mecánica para analizar la posibilidad de construir una estructura.

Los distintos grupos de trabajo empiezan a realizar pruebas con las estaciones, instalan el software de control en los ordenadores y analizan la documentación de las mismas. El grupo de “La huerta automática” me pide un metro y empiezan a hacer medias. Han pensado en colocar un invernadero y una sonda de humedad para la tierra….

Por mi parte me limito a escucharles y a ayudarles para que ellos resuelvan sus propias dudas. Les doy algún que otro consejo, pero intento no marcarles la línea de trabajo. Quiero ver su evolución.

Cuando termina la clase me doy cuenta que todos los grupos han pasado directamente a la ACCIÓN y no han PENSADO. Es cierto que algún grupo ha empezado a planificar, empleando para ello el el software OpenProj, pero no han reflexionado al respecto de las tareas a desarrollar, no tienen una línea estratégica trazada y tampoco saben ni la dirección a seguir ni el destino a donde llegar.

El domingo 15 de marzo leo las  4 actas de la sesión del pasado 9 de marzo y finalmente decido reconducir, un poco, la situación, pues detecto grandes problemas organizativos y me doy cuenta que ninguno de los grupos ha trazado una línea de trabajo más o menos coherente. Realizo comentarios en las actas y les doy consejos al respecto de como desarrollarlas. Esa mima mañana también me preparo una breve y simple explicación al respecto del significado de los aprendizajes genéricos y específicos.

Tercera sesión. Lunes 16 de marzo, 15:00h:

  • Raül – ¡Buenas tardes! Por favor, antes de que empecéis a trabajar me gustaría que nos sentáramos y reflexionáramos al respecto de algunas cosas. Por favor, ¿me dedicáis unos minutos ? Os he revisado las actas y he detectado algunos errores. Leed los comentarios que os he puesto y si alguno no os queda claro, preguntadme, ok? Recordad que las actas deben reflejar el trabajo realizado en cada sesión y que siempre es recomendable que terminen con una reflexión y unas líneas de trabajo para la siguiente sesión. Por otro lado, me gustaría explicaros la importancia de los aprendizajes genéricos y los aprendizajes específicos…

Intento explicarles el significado de estos aprendizajes y les propongo que antes de empezar a trabajar se reúnan los grupos y formulen las preguntas a las que les darán respuesta con el desarrollo del proyecto. Soy consciente que estas preguntas deberían haberse realizado en la primera asamblea y además, deberían ser preguntas para todo el grupo de clase, pero como los proyectos son ligeramente distintos entre sí, decido que cada grupo plantee sus propias preguntas.

Me voy sentando con cada grupo y les propongo ejemplos de posibles preguntas, pues detecto que no terminan de entender el significado de los aprendizajes genéricos. Algunas de las preguntas que les propongo son las siguientes: ¿Qué elementos incorpora la estación? ¿Cómo funcionan estos elementos? ¿Qué características tienen? ¿Cómo funciona el conjunto? ¿Qué hortalizas voy a plantar? ¿Cuando las debo plantar? ¿De cuanto tiempo dispongo? …

Les remarco que estas preguntas son en sí mismas, pequeñas porciones de la situación problemática que se plantea en cada proyecto. Estas preguntas (aprendizajes genéricos) les ayudaran a determinar las tareas a realizar y por tanto les facilitaran la planificación y la distribución de tareas.

Algunos grupos sí debaten y formulan preguntas. Otros continúan en la misma línea de trabajo y los veo que haciendo pruebas con las estaciones y buscando información en la Web al respecto de materiales y aplicaciones que muy probablemente no lleguen a emplear en los proyectos.

Mañana analizaré las actas de la tercera sesión y estudiaré la forma de enfocar la cuarta sesión “Proyecto Roma”. De momento tengo la sensación que aquello que les explico de forma genérica, es decir, a todo el grupo, no llega a calar. Por lo que probablemente deberé reunirme de forma independiente con cada grupo y dedicarle el tiempo suficiente a cada uno para planificar bien el plan de acción.

Continuaré narrando esta historia, que aparentemente parece tan desordenada como ilusionante, al menos para mi alumnado y para mi.

Un saludo y una muy feliz tarde de domingo,

Raül

Anuncios

2 comentarios sobre “Proyecto Roma (II). Segunda y tercera sesión

  1. Buenas tardes Raúl, al igual que usted intento trabajar con mis niños mediante esta metodología tan maravillosa, me gustaría saber donde tienes colgado el desarrollo del resto de sesiones, ya que únicamente he podido encontrar las tres primeras. Me parece muy clara tu manera de explicar las sesiones, y aunque mis alumnos son bastante más pequeños me es de gran ayuda todo lo que escribes.

    Me gusta

    1. Buenas tardes compañero,
      Mis primeras sesiones del Proyecto Roma quedaron redactadas en las entradas a las que haces referencia, pero posteriormente no he continuado con esta dinámica. Obviamente sí he escrito muchas entradas referentes al Proyecto Roma (tan solo debes realizar un filtro por categoría “Proyecto Roma“.
      Me alegra muchísimo saber que existen más “vichitos” raros como yo, que apuestan fuerte por esta sólida y maravillosa filosofía.
      Recibe un cordial saludo,
      Raül

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.